¿ES CIERTO QUE LOS MIOPES NO TIENEN VISTA CANSADA?

Si eres miope y vas cumpliendo añitos seguramente te interesará saber si este rumor es cierto o no. En mi óptica es una de las preguntas más comunes, supongo que es un pensamiento muy arraigado en la sabiduría popular. La respuesta corta es: no, no es cierto. Pero algo de verdad hay, seguramente por eso el rumor sobrevive. Vamos con la respuesta larga, pues.

Un ojo sin defectos refractivos en estado de reposo está enfocando objetos lejanos. Nosotros solemos decir que está enfocado a infinito aunque es obvio que no alcanzamos a ver tan lejos. Para poder ver con nitidez objetos más cercanos contamos con un mecanismo llamado “acomodación” que tenemos que poner a funcionar. Hasta el momento de la aparición de la presbicia este mecanismo funciona perfectamente.

En cambio, un ojo miope, en estado de relajación está enfocado a distancia próxima, a algunos metros o incluso a centímetros de distancia, dependiendo de cuan miope sea. Cuanto más miope, más cercano estará su punto de enfoque “natural”. Al igual que el ojo “normal” el miope también puede poner a funcionar la acomodación y enfocar objetos aún más cercanos de ese punto natural. Por desgracia la acomodación sólo funciona en esa dirección, haciendo imposible que el miope pueda enfocar objetos situados más allá de ese punto de enfoque natural sin ayuda de medios ópticos.

El ojo NO miope, cuando pierde la capacidad de acomodar (cosa que ocurre con la edad) pierde esa capacidad de traerse el enfoque a distancias próximas y acaba necesitando, para esa tarea, lo que solemos llamar gafas «de cerca». Pero en principio sigue viendo bien de lejos. Al ojo miope le ocurre exactamente lo mismo, pierde la acomodación y con ella la capacidad de enfocar objetos aún más cercanos que su punto de enfoque natural. Claro que si ese punto está y siempre ha estado entre 30cm y 50 cm seguirá pudiendo leer, ver el móvil, etc.

Por lo tanto, el miope sí padece presbicia o vista cansada pero no por ello pierde el superpoder de ver bien de cerca a cualquier edad siempre que dicha miopía esté en torno a las 2 o 3 dioptrías. Eso, si estamos hablando de un miope no corregido porque si esa misma persona lleva lentillas o gafas con la corrección de lejos, su punto de enfoque «normal» vuelve a estar lejos, como el de un ojo normal. Así que con las gafas o lentillas puestas tendrá las mismas dificultades para ver de cerca que el no miope, demostrando así que no es inmune a la vista cansada, aunque lo parezca.

Lunes a Viernes 10:00-14:00 y 17:00-20:00h
Sábados 11:00-14:00h

Calle Gonzalo de Córdoba 20. 28010 Madrid.

© Manolito Gafitas.